martes, 26 de agosto de 2014

Si eres: EL METAL (Resultado Test de los cinco elementos)


Otoño

El viento pasa sobre el lago.
Las agitadas olas se extienden
Sin límite. El otoño llega con el crepúsculo.
Y los barcos se vuelven raros en el río.
Las aguas trémulas y las montañas difuminándose
Tocan siempre el corazón de un hombre.
Nunca me canso de cantar
su infinita belleza.
Las vainas del loto ya se han formado
y los nenúfares se marchitan.
El rocío abrillanta las flores
de maranta en la orilla del río.
Las garzas y gaviotas duermen
sobre la arena
Con sus cabezas escondidas como si
no deseasen ver
los hombres que pasan por el río.

Li Ch-in Chao
1081-1143 d.C

El Metal es austero como una extensa pradera desolada antes de las lluvias invernales, tan afilado como el alto pico de una montaña asomándose a través de la neblina a un cielo limpio y despejado. Esta fase representa el poder de la contención, la separación y el refinamiento.
El otoño es una época en que las cosas se marchitan y se deterioran. Las hojas caídas se descomponen volviendo al suelo, mientras los restos de las cosechas son enterrados con el arado. Las flores mustias y los frutos caídos fertilizan el suelo para el crecimiento del año próximo. La savia de los árboles se asienta en su interior, descendiendo hacia las raíces. Es el momento de eliminar lo innecesario, de guardar sólo aquello que será preciso para el invierno.
Igual que los árboles se desojan de sus hojas, los animales preparan sus refugios para el rigor del invierno. En correspondencia con el carácter de esta estación, el Pulmón, el órgano del Metal, absorbe el Qi hacia el interior y lo refina, enviándolo hacia abajo para nutrir nuestras raíces con Esencia pura. Como gobierna la piel, el límite externo del cuerpo humano, es Pulmón nos protege de las invasiones externas y salvaguarda los recursos internos.
El Metal, procedente de la tierra, es una sustancia pura que se genera por un proceso de reducción. Derivado del concepto alquímico de convertir los metales básicos en oro, esta Fase representa la transformación de los materiales groseros en "esencia" pura. El otoño es una época de evolución a través de la reducción. La materia vuelve a su origen preparándose para su posterior renacimiento:
los frutos podridos dejan sus semillas, y el material que se descompone nutre el germen que se reproducirá en la primavera.
Con el otoño llega el sentimiento de recoger, de guardar, mezclado con la sensación de pérdida cuando la luz empieza a debilitarse y el aire se enfría. El Yin crece mientras que el Yang decrece. Esta estación es también de cambio, pero así como la primavera era una época expansiva de apertura y de proliferación, el otoño es una época contractiva de recogimiento y de resecamiento. El ciclo se completa en el otoño, El Nei Jing dice que la energía del otoño es la "Energía exterminadora": cortante, retractiva y supresora.




El arquetipo del metal: el alquimista

La transmutación es el principio que guía al Alquimista, quien busca la perfección de la forma y la función. A través de su poder de discernimiento, destila lo bueno y lo puro de lo tosco y rudimentario. En su lucha por extraer el orden a partir del caos, moldea las situaciones de manera que la gente realice su tarea con una precisión elegante. definiendo y refinando, el Alquimista es el velador de las normas y de las medidas, el origen de la estética y de los valores morales, el defensor de la virtud, los principios y la belleza. Es el maestro de la ceremonia y de la disciplina.
Como un abad instalado en su santuario, sereno, apartado e imperturbable, nos instruye en el significado del ritual y de la doctrina, proporcionando la estructura que permite que la gente pueda aplicar lo metafísico a lo mundano.

Si tu elemento dominante es el metal
La moralidad, la firmeza, el orden y la precisión son las características propias de tu carácter. Eres idealista y tienes un elevado sentido de la dignidad. Sabes sacar partido de la experiencia para no cometer de nuevo los mismos errores especialmente en el terreno afectivo y de las relaciones.
El Feng Shui habla de tu hogar como un lugar de orden y limpieza un lugar adecuado para la meditación y la creación intelectual. Tu sentido de la elegancia sabrá darle un toque aristocrático que pueda satisfacer tu aguda sensibilidad. Estás relacionado con el oeste, con el otoño, con el color blanco y con las formas circulares, arqueadas y ovales.
*Las actividades relacionadas con tu elemento serían: orden, estructura, creatividad, ocio y placer
*Los objetos relacionados con tu elemento serían: Metales: cobre, hierro, acero inoxidable, latón, aluminio... Rocas, mármol, granito. Piedras preciosas y cristales naturales, Esculturas u objetos de arte hechos de metal.

Bibliografía: Entre el cielo y la tierra (Ed Liebre de Marzo)
Feng Shui para el amor (Ed Océano Ambar)
Apuntes personales de mis estudios de MTC

No hay comentarios:

Publicar un comentario