INICIO






"Casa de llama y aire, tierra de agua y madera" 
Este un espacio creado para reflexionar y tratar de comprender la filosofía y el camino de la Medicina Tradicional China. 
Vivimos en un tiempo de prisas; un tiempo que no se detiene a mirar hacia dentro, que no nos deja mucho espacio para sumergirnos en nuestro interior, en el "nosotros mismos"
Hemos olvidado cómo leernos internamente y sufrimos constantemente por ello.
Tenemos emociones que nos gobiernan poderosamente; nos lloran, nos ríen, nos gozan, nos padecen... 
A veces ejercen tanto poder sobre nosotros, que pueden llegar a enfermarnos profundamente. Sufrimos mucho, cuando no aprendemos a vivir la emoción dentro de un justo equilibrio. 
Y cuando nos sentimos enfermos, acudimos a las consultas de nuestra medicina actual: la occidental, porque es así como nos lo han enseñado, desde que éramos niños. 
Pedimos al doctor, que nos haga alguna prueba o que nos ofrezca un fármaco que nos sane. 
Y casi siempre, necesitamos, urgentemente, conocer la respuesta a estas tres preguntas:

¿Qué es lo que me sucede?
 ¿Por qué me está pasando?
 ¿Qué puedo hacer para curarme?

Nos hacen las pruebas necesarias y alguna vez sucede, que tras esas pruebas no "asoma" o aparece nada en concreto, aunque lo cierto, es que seguimos sintiéndonos enfermos y agotados. Otras veces, parece que sí...
Las pruebas a las que hemos sido sometidos (radiológicas, análiticas, etc) indican al doctor, que hay algo que no está funcionando en equilibrio...
Y entonces,  nos ofrecen un manojo de recetas o preceptos que tristemente, no van a lograr sanar, casi nunca, lo más profundo de nuestro Ser.  La raíz verdadera del origen o el "problema", que ha sido lo que nos ha llevado realmente, a hacer que brote en nosotros el desequilibrio o la enfermedad. 

Podría decir, sin miedo alguno a equivocarme o a parecerles una revolucionaria; 
que todos esos fármacos que tan ansiosamente nos tomamos, no hacen más que tapar nuestra herida con bala o con agua. En la mayoría de los casos, son un mero sucedáneo, que NO nos permiten SER en ese intento o manifestación de la naturaleza de nuestro sabio cuerpo humano.  Nuestra naturaleza, está buscando proclamarse: dolerse y decirnos que le/nos sucede alguna cosa... Que algo está pasando y no está funcionando tan bien como debiera.

Aprenderse uno mismo, en las leyes de la naturaleza y de la vida es un largo y preciosisímo camino. No pretendo parecer presuntuosa, más si seguís aquí conmigo, juntos podremos llegar a comprender que la Medicina Tradicional China, nos lleva a un camino de conocimiento superior.  A un entendimiento perfecto y completo, de la naturaleza y la fuerza de nuestro sabio cuerpo humano. 
Porque a través de sus 5 elementos y con una lógica absoluta, nos va a enseñar qué relación existe entre una parte de nuestro organismo y otra. 
Conoceremos el equilibrio energético que debe darse entre órganos y entrañas, para que la vida esté presente y el ser humano la viva con la salud que se merece.  

Escribo en este Blog,  porque siento un inmenso deseo de que éste sea un espacio para vivir y aprender juntos. Para que lancéis vuestras preguntas al aire y que de ese modo, puedan ser respondidas por la medicina más sabia y antigua, que ha tenido a lo largo de la historia el ser humano. 
 Aquí, no solamente buscaremos respuestas sobre cómo poder sanar cuando enfermamos. Mi mayor ilusión, es que juntos, podamos llegar a aprender a preservar nuestras vidas y a mantener el equilibrio necesario en las mismas, para dejar de estar continuamente viviendo a salto de mata en ese cambio de estados que existe entre la salud y la enfermedad. 

Y como dijo Mercedes Sosa, a pesar de que vivimos en tiempos muy difíciles... de que casi siempre, tenemos mucha prisa y no acabamos de aprender a mirarnos desde adentro.
A pesar de que apenas creemos en nosotros mismos... No todo está perdido... 

"Yo vengo a ofrecer mi corazón"

 Es decir, a compartir con ustedes, 
lo poco o mucho que he podido comprender a lo largo
de este tiempo en que me he volcado (y me sigo volcando) a la sabiduría
infinita, de la Medicina Tradicional China.

¡Sean todos bienvenidos 

a esta humilde casa 
de Llama y Aire
de Tierra y Agua!

Mayde Molina













































































                            

2 comentarios:

  1. Me encanta este espacio tuyo donde al menos intentaré mantenerme conectada, consciente de mi conexión con los elementos naturales de la tierra para mantener el equilibrio de mi ser. Gracias por compartir tu conocimiento. Yo por el momento sólo puedo compartir mi experiencia de haber enfermado, y la seguridad de haber llegado hasta ahí como consecuencia de un desequilibrio emocional que desequilibra la química natural del cuerpo y ésta destruye alguna parte vital de nuestro organismo. Una vez instalada la enfermedad es más difícil combatirla, pero incluso las técnicas orientales son efectivas,aunque lo ideal sería acceder a su filosofía cuando aún estamos a tiempo. Un beso mi querida Mayde,.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estamos a tiempo, querida Carmen :) Aquí lo que cuenta es hacerse consciente del "quiero y el puedo" . Esa intención ya es el principio más importante, para favorecer ese "cambio" que permita a tu equilibrio emocional sanarse y sanarte.
      Me alegro inmensamente de que estés aquí conmigo. Un beso muy grande y hasta pronto :)

      Eliminar